sd main logo

                     

Menú

ARTÍCULOS DE JAPÓN 

Matcha
Matcha

CHANOYU (Chadō)

CHANOYU
La ceremonia japonesa del té 🍵 (Matcha)

LA CEREMONIA DEL TÉ

La ceremonia del té japonesa, conocida como Chanoyu, no sólo es una forma particular de servir el té sino también un culto al arte. 

¿Qué significa Chanoyu ?

Chanoyu quiere decir “agua caliente para el té”. 

Chadō (a veces escrito como Sadō) es la filosofía que encierra el aprendizaje de la ceremonia, y significa “el camino del té”.

En términos concretos, la ceremonia japonesa del té consiste en servir el té verde matcha de una forma protocolar, buscando conseguir la mayor economía posible de movimientos. 

Está influenciada por el budismo zen y es la más estructurada de todas las ceremonias orientales, ya que está gobernada por un estricto protocolo.

A esta ceremonia también se la puede definir como la costumbre social más tranquila que practican las clases elevadas japonesas desde el siglo XII d.C. 

Su objetivo es la creación de una atmósfera especial, en la que los participantes saborean el té y admiran pinturas sobre la naturaleza y otras obras de arte. 

Además, es una invitación a olvidar todos los objetos materiales y mundanos para purificar el alma y así alcanzar un estado de armonía espiritual con el universo. 

Es un ritual de reflexión y autoconocimiento.

Si alguna vez han participado en una ceremonia o si han visto alguna foto, se habrán dado cuenta de que todos los materiales y equipos utilizados en Chanoyu tienen una construcción, representación o expresión artística. 

Los utensilios utilizados para preparar el té son verdaderas obras de arte, delicadas y construidas con una finalidad particular dentro de la ceremonia del té. 

Chawan: 
es el cuenco a donde se prepara el té matcha. Se trata de un bowl de gran tamaño para permitirnos batir el té en polvo matcha en su interior.

Chaire o Natsume: 
es el recipiente para almacenar el té.

Chasen: 
es el batidor de bamboo, se lo utiliza para mezclar el té matcha con el agua.

Chashaku: 
es la cucharita de bamboo con la que se mide la cantidad correcta y se sirve el té matcha.

Hishaku: 
es el cucharón de bamboo que se utiliza para servir el agua.

Chakin: 
es el pañuelo blanco de lino que se usa durante la ceremonia para limpiar el bowl.

Fukusa: 
es el paño de seda utilizado durante la ceremonia para limpiar la chashaku y el chaire.

Es importante destacar que estos utensilios suelen ser valiosos objetos artísticos.

Según el budismo zen, la verdadera belleza reside en la sencillez y la simplicidad, y esa es una de las premisas de la ceremonia del té japonesa. 

Algunos hasta la definen como portadora de un “esteticismo de austera simplicidad y refinada pobreza”.

LOS PRINCIPIOS DE CHANOYU

Chanoyu se basa en cuatro principios: 

Wa (armonía), 
Kei (respeto), 
Sei (pureza) y
Jaku (tranquilidad). 

Todos los objetos que rodean a la ceremonia, así como las actividades que la comprenden, persiguen estos principios. 

Se cree que la celebración de la ceremonia con plena conciencia de estos principios tiene el poder de transformar la conciencia humana. 

¿CÓMO SE INTRODUJO EL TÉ MATCHA EN JAPÓN?

Para entender la ceremonia del té japonesa es importante conocer también cómo y cuándo se introdujo el té matcha (té verde en polvo) en Japón. 

Aunque no lo creas, este té comenzó a beberse en China durante la dinastía Song (960-1279) pero se popularizó en Japón cuando los monjes budistas japoneses aprendieron a usarlo de los chinos. 

Los japoneses lo llevaron a su país y así desarrollaron la ceremonia del té japonesa.

En la segunda mitad del siglo XVI, Sen-no Rikyu – conocida figura histórica de la ceremonia japonesa del té – estableció́ de modo definitivo la forma generalizada del Chanoyu, relacionada directamente con la sensibilidad japonesa y con el budismo zen. 

Fue él quien introdujo el concepto de ichi-go ichi-e, literalmente, “un encuentro, una oportunidad”, una creencia de que cada encuentro debería ser atesorado en la memoria ya que no podrá volver a repetirse. 

Es una invitación a concentrarnos en el presente en plena conciencia, disfrutando de lo que pasa aquí y ahora. 

Les aseguro que si lo viven de esta forma, cada momento puede ser mágico.

¿DÓNDE SE REALIZA EL RITUAL?

El espacio a donde se realiza la ceremonia japonesa del té también es digno de contemplar y disfrutar: 

el jardín que conduce a la casa de té generalmente cuenta con fuentes de agua, naturales o artificiales, hermosas plantas y árboles dispuestos de forma planificada y estratégica, y la casa de té, sukiya o chayitsu, está cuidadosamente diseñada para celebrar la ceremonia. 

Por último, el altar, o tokonoma, que se encuentra dentro de la casa de té, es el espacio elegido a donde se colocan las piezas de arte para su admiración.

¿CUÁNTO DURA LA CEREMONIA DEL TÉ?

La ceremonia completa puede durar cuatro horas o más, y está dividida en cuatro etapas. 

Muchas veces en las demostraciones la ceremonia se reduce únicamente a la última etapa que dura aproximadamente una hora. 

Si viajan a Japón, les recomiendo que hagan tiempo en su agenda para participar en la ceremonia completa.

PASOS DE LA CEREMONIA JAPONESA DEL TÉ

Kaiseki: una comida ligera

La primera etapa de la ceremonia consta de una comida ligera en la que todavía no se bebe el té. 

La ceremonia se desarrolla con todos los participantes arrodillados sobre el tatami que cubre el suelo, dentro de la casa de té.

Mientras los invitados están reunidos en la sala de espera, el maestro de ceremonias aparece y los conduce por el camino del jardín hasta la sala principal. 

A un lado del camino hay un recipiente de piedra o una fuente con agua fresca, en el que se lavan las manos y se enjuagan la boca. 

Ingresan arrodillados a la sukiya o casa de té. Cada invitado se arrodilla ante la capilla o tokonoma y hace una reverencia respetuosa.

Se admira la obra de arte presentada, como una pintura colgada en la pared o un arreglo floral. 

Se sirve el kaiseki, que termina con unos dulces a manera de postre.

Naka-dachi: pausa intermedia

Cuando el maestro de ceremonias lo indica, los invitados se retiran a un banco colocado en el jardín que rodea a la casa de té. 

Antes de regresar a la sukiya deberán volver a lavarse las manos y la boca.

Goza-iri: la fase principal en la que se sirve té espeso

El anfitrión hace sonar un gong de metal 5 o 7 veces. Los invitados regresan a la casa de té. 

La estampa o pintura ha desaparecido y, en su lugar, se ve un recipiente con flores u otro objeto de apreciación, como una caligrafía.

Los recipientes de cerámica para el agua y el té están ya colocados en su sitio. 

Los invitados admiran el objeto de apreciación y la tetera.

El maestro de ceremonias prepara el Koicha: té matcha espeso. 

El invitado principal se desplaza sobre sus rodillas para tomar el cuenco, hace una inclinación a los demás y coloca el cuenco en la palma de su mano izquierda, al tiempo que lo sujeta por uno de los lados con la derecha. 

Toma un sorbo, alaba su sabor y toma otros dos o más sorbos. 

Limpia la parte del borde que ha tocado con los labios. 

Pasa el cuenco al invitado siguiente que repite las operaciones del invitado principal. 

Finalmente el invitado principal entrega el cuenco al maestro.

Usucha: fase final, en la que se sirve té claro

El té se prepara individualmente para cada invitado con dos cucharadas de matcha. 

Cada invitado debe beber su cuenco entero. 

Cuando cada invitado ha bebido su té, devuelve su cuenco al maestro, quien lo limpia con agua y luego con una chakin (servilleta de lino).

Una vez que el maestro de ceremonias ha sacado los utensilios de la sala, hace una reverencia en silencio ante los invitados con lo que indica que la ceremonia ha terminado. 

Los invitados entonces abandonan la sukiya.
Sumō
Sumō

SUMŌ EN JAPÓN 

Los Rikishi, luchadores de sumo se dedican a este arte desde muy temprana edad. Por lo general, ellos entran a las "heya"cuando tienen unos quince años de edad y permanecen viviendo en esa comunidad día y noche. 

Allí, con la ayuda del sustancioso chankonabe (una especie de guiso alto en proteínas), su cuerpo se va convirtiendo en el de un luchador de sumo. Se levantan a las 5 de la mañana listos para comenzar el keikō, la sesión de entrenamiento matutina.

Luego viene la limpieza de los dormitorios y la meticulosa barrida de los suelos. La dura disciplina de los rikishi aplica a todos los aspectos de su vida. 

GIGANTES DE PIES LIGEROS

Los estiramientos son esenciales y se hacen en grupo, a un ritmo extremadamente preciso y sistemático. El hecho de que los luchadores son tan fuertes no debe hacernos olvidar que el sumō es una técnica.

Hay ochenta y dos distintas inmobilizaciones que los luchadores practican todos los días una y otra vez. 

Dentro del equipo hay una clara y estricta jerarquía, los hombres más jóvenes sirven y ayudan a los mayores. Ellos son los que preparan el chankonabe, cocinan el arroz y se hacen cargo de todas las tareas domésticas.

Existen seis grados dentro de la jerarquía. Los pocos que realmente llegan al más alto, el de Yokozuna, ganan un status casi divino. Los Yokozuna mantienen su título de por vida vida y sus nombres se vuelven historia.

LOS TITANES AL INICIO DE LOS TIEMPOS

Según la historia antigua, el sumo comenzó hace unos 1.500 años. El primer rastro de su existencia aparece en 712 en el Kokiji(literalmente "crónica de cosas antiguas"), una de las primeras obras escritas en japonés. El alma japonesa vibra durante las luchas de estos titanes de cabello recogido con un moño que recuerda la hoja de ginkgo, el árbol guardián del archipiélago. 

Los combates de sumo son una parte integral del sintoísmo. Estos honran a los kami, las deidades presentes en la naturaleza, con el fin de obtener su buena voluntad y por lo tanto tener una buena cosecha. No es casualidad que el gran estadio donde se celebran las peleas en Tokio, el Kokugikan, tenga un techo como el de un templo. Al interior el estadio tiene un círculo con un diámetro de 4,55 metros que se extiende en un suelo de arcilla. Se trata del dohyo, el círculo que define la victoria o la derrota. Antes de empezar la lucha, se esparce sal por todo el dohyo, una práctica sintoísta para purificar la arena. Así también, el gesto de luchadores de golpear fuertemente el suelo con sus pies sirve para ahuyentar los malos espíritus.

Los grandes torneos, llamados hon-basho, tienen lugar durante dos semanas en diferentes ciudades de todo el archipiélago durante los meses impares. Tokio acoge el hon-basho en enero, mayo y septiembre. Osaka en marzo, Nagoya en julio, y Fukuoka en noviembre. Estos eventos populares son transmitidos en vivo por televisión nacional y son ocasión para grandes reuniones familiares en todo el país. 

CARAS NUEVAS

Desde la década del 2000, los luchadores extranjeros han ido ganando muchos de los torneos más importantes. Provenientes de países donde la lucha es importante culturalmente como Egipto, Mongolia y Bulgaria, estos luchadores llegan a tocar la esencia de Japón. Ahora es común ver extranjeros en los status más altos de la jerarquía de sumo. Como cada año el número de candidatos japoneses disminuye, las autoridades han intentado imponer cuotas que limiten el acceso de los extranjeros. Pero muchas de estas medidas son en vano ya que la mayoría de los que compiten por el título de yokozuna siguen siendo inmigrantes con mucho talento. 

Algunos ven este fenómenos como el canto del cisne de esta antigua disciplina. Otros lo ven como una prueba de su popularidad. A través de sumo Japón muestra el atractivo universal de su particularidad cultural. La difusión del sumo combina la adaptación y el respeto de las tradiciones, un espíritu fuerte y ligero, que se dobla para renacer.

Jitensha
Jitensha

MONTAR BICICLETA EN JAPÓN 自転車に乗る

JITENSHA

5 CONSEJOS PARA ALQUILAR, MONTAR, ESTACIONAR Y LAS REGLAS A SEGUIR. 

Japón es un país bello para pasear en bicicleta, pero hay ciertas cosas que deberíamos tener en cuenta antes de montarnos y pedalear.

CONSEGUIR UNA BICICLETA

Bicicleta se dice jitensha en japonés.

Por lo general en los ryokanhoteles ofrecen alquileres a precios asequibles.

Si este no es el caso, podemos pedirles consejos de dónde alquilar. También hay muchas agencias de alquiler de bicicletas en todo el Japón. 

Si un japonés nos presta una bicicleta, nos aseguraremos de que nos haga una nota explicando la situación.

En Japón las bicicletas tienen frecuentes controles policiales y si resulta que no somos  el propietario, nos podrían poner una multa.

ACERA COMPARTIDA

En muchas calles, los ciclistas ruedan en la calle. Muchas calles tienen canales para bicicletas. Es altamente recomendable utilizarlos pues los conductores no están acostumbrados a compartir la calle con las bicicletas.

Si hay mucho tráfico, es normal que se use la bicicleta sobre la acera. Esto puede resultar un poco inquietante al principio y tienes que tener en cuenta que los peatones tienen prioridad. En algunos lugares con mucha gente está prohibido andar en bicicleta y hay numerosos avisos que te lo recuerdan. 

EL MEJOR ALIADO DEL CICLISTA: LA CAMPANA

Las bicicletas disponibles de alquiler casi siempre tienen sus campanas, lo cual es muy importante. No dudes en usarla y siempre da las gracias a la persona que se mueve. Por supuesto, la convivencia no siempre es fácil y hay que conducir lentamente

APARCAMIENTO INCONVENIENTE

El aparcamiento de bicicletas es un verdadero problema en Japón. De hecho, está prohibido estacionarse en cualquier lugar donde a uno se le ocurra. Cada ciudad, tienda o restaurante puede tener su propia señal de prohibición con los kanji 駐輪禁止. Así que es mejor que pagues lo que cuesta un estacionamiento para bicicletas (unos 100 yenes) y te ahorres un problema. 

ATENTO A LAS SEÑALES

En Japón existen señales que indican vía única o prohibición de paso, pero que no aplican a las bicicletas. Cuando se produce esta configuración, lo mejor es montar en la parte separada de la carretera por una línea blanca, donde no pasan los coches. Pero cuidado con los peatones. Tienes que estar atento a la señal  自転車を除くque ponen debajo de la señal de prohibición de paso o vía única (flecha azul).

Kanazawa, Ishikawa, Japón
Kanazawa, Ishikawa, Japón

KENROKU - EN

EL JARDÍN KENROKU

Los jardines enraízan con lo más hondo de la cultura japonesa y en ellos tiene lugar una de las ceremonias que define el carácter del país: la ceremonia del té. Kenroku-en es, probablemente, el jardín más bello de Japón. Y alberga dos casas de té, una de ellas abierta hoy día al público. Dando un paseo nos encontraremos con la fuente de presión natural más antigua de Japón y con la lámpara Kotoji, emblema de Kanazawa. Además, en invierno protegen de la nieve a sus famosos pinos karasaki usando cuerdas y postes de bambú, con una técnica llamada yukitsuri, que se ha convertido en una de las estampas icónicas del jardín.

Onsen Takagarawa
Onsen Takagarawa

ONSEN

LA TRADICIÓN JAPONESA DEL BAÑO

Si viajas a Japón, debes conocer la tradición del baño japonés en un Onsen.

Es una de las actividades más populares por los japoneses y algo que deberías experimentar durante tu viaje.

Hay que tener en cuenta que es un país volcánico por lo que hay un gran número de centros de aguas termales, bien naturales o artificiales.

Para poder vivir esta experiencia, no debes tener ningún tatuaje, y en caso de que lo tengas tendrás que buscar algún onsen natural de acceso libre para todo el mundo.
Yatai
Yatai

YATAI

COMIDA EN LAS CALLES DE JAPÓN 

El yatai, es un pequeño establecimiento que se instala, sobre todo, cuando es época de festivales (matsuri).

Si bien su creación se produjo en el siglo XVII, su popularidad se expandió durante la era Meiji, es decir desde 1869 hasta 1912, momento en que la riqueza gastronómica del país empezó a recorrer las calles para que quien quisiera pudiera degustar sus increíbles platos sentados en estos pequeños rincones.

Hoy en día se puede disfrutar de una gran variedad de platos en los yatai de comida callejera en Japón, pero de entre la carta destacan los tallarines fritos, el okonomiyaki, el ramen, el yakisoba, el taiyaki y el yakitori, entre muchos otros. Y siempre respetando el sabor y la textura de los platos japoneses, ya que en la cocina hay auténticos chefs aunque el espacio sea mucho más reducido que en un restaurante.

Ensō
Ensō

ENSŌ

CÍRCULO ZEN, EQUILIBIO INTERIOR, ILUMINACIÓN Y PLENITUD

Ensō 円相 es una palabra japonesa que significa círculo y que está fuertemente relacionada con el zen.

Se trata de uno de los temas más típicos de la caligrafía japonesa, a pesar de que el círculo es un símbolo y no un carácter.

Simboliza la iluminación, la fuerza, la elegancia, el universo y el vacío (mu), así como la propia estética japonesa.

Como expresión del momento, se suele considerar una forma de minimalismo.
En la pintura del budismo zen, el ensō simboliza un momento en que la mente es libre para simplemente dejar que el cuerpo o espíritu se ponga a crear.

La forma se suele plasmar en seda o papel de arroz con un solo trazo (aunque en ocasiones el gran Bankei Yōtaku invertía dos trazos) y no hay posibilidad de modificación.

Así, la obra muestra el movimiento expresivo del espíritu en un tiempo dado. Los budistas zen «creen que el carácter del artista está totalmente expuesto en su manera de realizar un ensō.

Sólo una persona que es mental y espiritualmente completa puede plasmar un auténtico ensō.

Algunos artistas practicarán dibujando un ensō cada día a modo de ejercicio espiritual.
Algunos artistas pintan el ensō con una abertura en el círculo, mientras que otros completan el círculo.

Para los primeros, la abertura puede simbolizar distintas ideas, por ejemplo, que el ensō no es una figura separada, sino que es parte de algo más grande, o que la imperfección es un aspecto esencial e inherente de la existencia (como ocurre también en la idea de simetría rota).

El principio de controlar el equilibrio en la composición a través de la asimetría y la irregularidad es un aspecto importante en la estética japonesa, fukinsei 不均斉, la negación de lo perfecto.

El ensō también es un símbolo sagrado en el budismo zen, y a menudo lo emplean los maestros zen a modo de firma en sus obras de tipo religioso.

Un tema relacionado con la filosofía que encierra esta idea es Hitsuzendō, el camino del pincel, o caligrafía zen.

Templo Kiyomizu Dera
Templo Kiyomizu Dera

TEMPLO KIYOMIZU DERA (KIOTO)


TEMPLO DE AGUA PURA

Este templo, está ubicado en una colina con bellas vistas al valle y a la ciudad, Kiyomizu dera es el templo más visitado de Kioto.

Fue construido en honor a Kannon, la diosa de la misericordia. A menudo, se celebran en este templo eventos peculiares, a parte de las celebraciones cotidianas del recinto, como la noche en que se ilumina el templo en color rosa para concienciar sobre el cáncer de mama o las producciones teatrales.

El Kiyomizu dera fue fundado a comienzos del Periodo Heian. El templo data del año 778, aunque los edificios actuales fueron construidos en 1633. El templo toma su nombre de las cascadas que existen en el complejo, las cuales bajan de las colinas cercanas. Kiyomizu 清水 literalmente significa agua pura, agua clara o agua limpia.

Originalmente estaba afiliada a la antigua e influyente secta Hossō, que procedía desde los tiempos del Periodo Nara. Sin embargo, en 1965 se rompió esa afiliación y sus custodios actuales se denominan a sí mismos los miembros de la secta "Kitahossō".

Lluvia en Japón
Lluvia en Japón

TSUYU

TEMPORADA DE LLUVIAS EN JAPÓN 

Personalmente, a través de los sentidos, la lluvia (ame), me conecta con bellas vivencias durante mis estancias en Japón, donde la divinidad de la propia naturaleza me hace recordar en cada gota de agua instantes inolvidables con ganas de repetir y explorar nuevos momentos.

Como curiosidad, se dice que existen 50 significados diferentes de expresarla.
Después de esta breve introducción, comentan que a excepción de Hokkaidō, la isla más septentrional del archipiélago japonés, la entrada del verano en Japón viene precedida por una temporada de lluvias llamada tsuyu o también baiu.

Según el antiguo calendario japonés, el mes de junio recibía el nombre de minazuki.
Existen dos explicaciones aparentemente contrapuestas para explicar el origen de este nombre.

Según una de ellas, minazuki es el, mes del agua, en alusión a la estación de las lluvias que comienza este mes.

La otra sostiene que es el, mes en el que no hay agua, porque en el antiguo calendario japonés, este mes comenzaba tras acabar la estación de las lluvias.

Otros nombres que recibe este mes son kika o banka, el verano tardío, o seminohazuki, el mes de las alas de las cigarras.

Esta temporada de lluvias también se puede ver escrito como 梅雨 lluvia de las ciruelas, porque las lluvias comienzan cuando las ciruelas empiezan a madurar, o 黴雨 lluvia del moho, porque la lluvia incesante, junto con el calor y la humedad, hace que el moho crezca en todas partes, algo particularmente desagradable cuando se trata de ropa recién lavada, que tarda varios días en secarse en este ambiente.

La temporada de lluvias comienza a mediados de mayo en Okinawa, al sur, o a mediados de junio en la región central de Honshū y dura aproximadamente un mes.

Este fenómeno se produce por el choque de las corrientes de aire frío procedentes del Mar de Ojotsk con las húmedas y cálidas masas de aire que llegan del Pacífico Sur, formando un frente, el baiu zensen, que se extiende de oeste a este a lo largo del archipiélago japonés y se va desplazando desde Okinawa hacia Honshū, dando lugar a abundantes precipitaciones. 

Aunque estas lluvias son fundamentales para el cultivo del arroz y el reabastecimiento de las reservas de agua, los fuertes aguaceros que ocurren al final de la estación de las lluvias pueden causar también inundaciones y deslizamientos de tierra.

TERU TERU BŌZU

La tradición nos dice, que los niños japoneses, cuando quieren que el día siguiente sea soleado, hacen un muñeco con tela o papel blanco llamado teru teru bōzu y lo colocan en las ventanas de las casas y cantan una canción en la que piden que no llueva. 

Si se les concede el deseo, entonces le pintan la cara al muñeco. 
Puente Shinkyō (Nikkō), Japón
Puente Shinkyō (Nikkō), Japón

NIKKŌ

LUZ DEL SOL

Nikkō (Nikkō-shi, literalmente luz del sol) es una ciudad de Japón que se encuentra en las montañas de la prefectura de Tochigi, en la región de Kantō.

La serie de santuarios y recintos sagrados que hay en Nikkō, así como los balnearios (onsen) de los alrededores, hacen de la localidad un centro religioso y turístico muy visitado.

El conjunto de templos y santuarios de Nikkō, fue inscrito por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1999.


Imagen, la gran ola de Kanagawa
Imagen, la gran ola de Kanagawa

UKIYO-E

LA GRAN OLA DE KANAGAWA


La gran ola de Kanagawa 神奈川沖浪裏 Kanagawa oki nami ura, literalmente "bajo una ola en altamar en Kanagawa" también conocida simplemente como la ola o la gran ola, es una famosa estampa japonesa del pintor especialista en ukiyo-e, Katsushika Hokusai, publicada entre 1830 y 1833, durante el período Edo de la historia de Japón.

Kanji Reiwa
Kanji Reiwa

REIWA

HERMOSA ARMONÍA

Reiwa 令和 hermosa armonía, es el nombre de la era japonesa que sucedió a la era Heisei a partir del 1 de mayo de 2019. El emperador Akihito de Japón, de 85 años, abdicó el 30 de abril, siendo sucedido por su hijo Naruhito en el trono imperial. Así, el año 2019 correspondió al año Heisei 31 hasta el 30 de abril, y a partir del 1 de mayo se inició el año Reiwa 令和元年 Reiwa gannen "gannen"significa primer año.